Aunque te suene raro, trabajar bajo estrés es altamente productivo pero, trabajar bajo exceso de estrés, puede ser muy peligroso para tu salud y puede llevar a disminuir tu productividad.

Por eso, encontrar el equilibrio perfecto es la meta que debes trazarte en todo proyecto creativo que te propongas y nuestra tarea de hoy es ayudarte a alcanzar ese equilibrio, sigue estas recomendaciones y luego nos cuentas cómo te va.

Recomendaciones para aumentar la productividad bajo estrés

  1. Acepta el beneficio del estrés

Si tienes un proyecto online, seguro debes entregar trabajos en fechas precisas; ya sea que te dediques al diseño web, seas redactor o diseñador freelance, tengas una tienda online o incluso te dediques a ser bloguero. Todos son trabajos que deben hacerse dentro de una fecha tope para que se pueda avanzar con éxito.

El estrés de entregar los proyectos con fechas límites es altamente productivo, ya que un creativo puede pasarse mucho tiempo en su creación buscando perfeccionarla, lo que puede ser muy improductivo. Colocarse una fecha tope para la entrega de proyectos significa ponerle fecha al fin de una reflexión creativa y fecha al inicio de la siguiente creación.

  1. Colocarse metas cortas

Cuando se realizan proyectos extensos que pueden durar meses, lo más recomendable es dividir esa gran meta en pequeños objetivos o actividades con plazos definidos (semanales, quincenales…). De esta manera, se va viendo desde el principio si el plazo colocado es alcanzable o no. Se recomienda una planificación que vaya desde su inicio hasta su fin y no dejar nada fuera del planing.

  1. Ocúpate de los factores de estrés que puedes controlar

Cualquier actividad, por sencilla que sea, está acompañada de muchos factores estresantes, incluso no hacer nada también causa mucho estrés! Sin embargo, mucho de esos factores escapan de nuestro control y, preocuparse por ellos, causa un estrés sin límites. Preocúpate solo por aquellos factores sobre los cuales tengas dominio o control y ocúpate de ellos como todo un maestro.

  1. Despeja tu mente cada 45 minutos

Está comprobado que las personas podemos prestar atención sobre una actividad ininterrumpidamente durante 45 minutos; después de este tiempo nuestra mente comienza a buscar relajarse desviando la atención hacia otras actividades. Sabiendo esto, puedes crear una estrategia de descanso cada 45 minutos, en la que realices una actividad totalmente diferente al trabajo que estás haciendo. Camina durante 10 minutos, realiza actividades de respiración, toma un pequeño descanso para tomar una fruta, mirar al horizonte por la ventana, descansar la vista…

Es recomendable que no realices actividades que puedan alejarte del trabajo por más de 10 minutos ya que comienzas igualmente a bajar la productividad. Por ejemplo, no es buena idea ver videos por youtube o entrar a cualquier otra red social, tomar lecciones de cursos, elaborar otras actividades pendientes, llamar por teléfono. Todas estas son actividades que requiere tiempo y pueden desviarte de tu “camino” diario, cosa que al final te generará mas estrés!

  1. Ponle una hora fija al trabajo diario

Siempre hay algo que podemos hacer mejor, pero se es más creativo con una mente descansada. Ponle límite a tu creatividad laboral diaria; aléjate por completo de esa actividad todos los días a la misma hora hasta que tu mente se acostumbre a desconectarse sola. El paso de una actividad mental a otra actividad totalmente distinta logra desarrollar aún más la creatividad y facilita la resolución de problemas. TE aconsejamos le des una vuelta a nuestro post sobre Gestión del Tiempo que te ayudará a organizar tu trabajo.

Ya verás que poco a poco podrás resolver en 15 minutos un problema con la mente relajada que te hubiese costado 2 horas con una mente cansada ¡Eso es aumentar la productividad!

 

El estrés no lo podemos evitar, pero si lo puedes controlar a tu favor; practica el arte de dominar el estrés y verás que pronto comenzarás a aumentar tu productividad y creatividad tanto en tu campo profesional como personal.

Si te gusta este post, compártelo y, si tienes dudas, deja un comentario. ¡Hasta el miércoles que viene!