Se estima que la educación online tendrá un crecimiento sostenido del 5% anual en el período de 2016 al 2023…

Esto supone una importante oportunidad para las personas que tengan conocimientos que consideren dignos de transmitir a través de cursos online y cualquier otro tipo de infoproductos! Además, las empresas cada vez más invierten en cursos online que puedan aumentar las capacidades de sus empleados, por ser un medio rápido, económico y a la vez práctico con horarios flexibles. Esto a las empresas les encanta ya que mejoran la capacidad de sus empleados cumpliendo con la ley y los empleados pueden realizar estos cursos sin ausentarse de sus actividades laborales!

Ahora que te hemos dado un ápice de motivación para iniciarte como profesor online, veamos cuáles son los pasos que puedes dar para llevar esta idea a la realidad:

Selecciona el tema

Lo primero es seleccionar un tema que domines, de lo contrario tendrás que aprender primero el tema para luego enseñarlo. El tema puede ser cualquiera; desde música, cocina, artes gráficas, incluso ganchillo que ahora está muy de moda, pasando por cualquier tipo de conocimiento técnico que tengas!

Segmenta el púbico de tu curso

Una vez que ya tengas seleccionado el tema los siguiente es seleccionar el segmento de las personas a las que está dirigido el curso para establecer un nivel de enseñanza; puede ser principiante, intermedio o avanzado.

Planifica el contenido

Es el momento de establecer el objetivo del curso ¿Qué aprenderán los alumnos que en este momento no saben? ¿Cuál es el objetivo a alcanzar? Es importante recordar que se puede dictar cursos (con un componente teórico), talleres (con un componente práctico) o programas más especiales (con componentes teóricos y prácticos).

¿TE GUSTA LO QUE LEES? APÚNTATE
[mailpoet_form id=”1″]

Crea la metodología de enseñanza

El contenido debe dividirse en secciones prácticas que sean de importancia para ser alcanzadas por los alumnos. Cada sección debe ayudar a dar un paso para alcanzar el objetivo final del curso, taller o programa. Es importante hacerlo para diseñar una metodología sencilla y adecuada al perfil de alumno que tengas. Estudia si harás los cursos por módulos, el tiempo para cada modulo… existen ciento de variantes por lo que te aconsejamos que lo estudies y pruebes; el feedback de los alumnos te ayudara, tanto en mejorar tus clases, como en la configuracion de estas para ajustarlas mejor a sus necesidades. Haz caso a lo que te dicen y estúdialo!

Crea los recursos necesarios

Una vez dividida la temática es conveniente seleccionar los mejores recursos que ayudarán alcanzar el objetivo. Uno de los formatos que se puede utilizar son los vídeos, estos pueden ser en vivo o grabados. Los vídeos en vivo pueden ser bastante interactivos, ya que se puede trabajar con un chat para pregustas y respuestas; el inconveniente puede estar en que es necesario asistir a la hora determinada. Otra forma son los vídeos grabados en lo que no se puede interactuar en vivo pero pueden verse cada vez que se quiera recibiendo, por ejemplo, las consultas desde un formulario facilitado para estas.

Otro recurso son los ebooks, una especie de libro digital que puede hacerse en formatos bastantes simples como PDF; estos se descargan en el ordenador, Tablet o Smartphone para ser leídos, así de fácil! También puedes utilizar white papers y guías especializadas de otros profesores o tuyas. Puedes utilizar cualquier formato de los descritos e incluso combinarlos, todo depende de lo que se desee lograr con cada curso.

Prueba con un módulo gratis

En caso de que sea tu primera vez creando cursos digitales o no conozcas a ciencia cierta las necesidades de tu público objetivo, una buena idea es dar un primer módulo totalmente gratis para conocer mejor las necesidades y las expectativas de este público. Al finalizar el módulo estarás en mejores condiciones para hacer mejoras al plan inicial y construir las de pago!

Selecciona la plataforma para impartirlo

Existen muchas plataformas que te ayudan a impartir estos cursos de forma sencilla, abierta y masiva con evaluaciones automáticas y didácticas. También existen plataformas que te permiten dar cursos más personalizados como Udemy. Lo importante es seleccionar la más conveniente para ti.

Nuestro consejo personal es crear un Membership Sites con WordPress con tus cursos online, partiendo con un MVP (del inglés Minimum Viable Product). El  Producto Mínimo Viable es una versión pequeña de un producto que permite recabar la mayor cantidad de información sobre los clientes con el menor esfuerzo posible; un ejemplo sería comenzar un curso con dos o tres módulos básicos a bajo precio e ir aumentando estos según resultados.

Ahora, ya conoces los pasos para crear tu propio curso digital ¡Comienza ya y pide presupuesto si necesitas llevar acabo tu idea, puedes estar perdiendo la oportunidad de tu vida!