El arte de negociar con clientes es una actividad que solo se aprende con la práctica.

Sin embargo, todas las personas tenemos una primera negociación en la que no sabemos como hacer, como conducirla; esto es muy típico en el mundo freelance. Si ese es tu caso o si ya has realizado algunas negociaciones con poco éxito, sigue estas recomendaciones que seguro te ayudarán.

Recomendaciones para negociar con clientes

  1. Concéntrate en lo principal

Ofrecer un servicio o un producto puede que tenga muchas direcciones para negociar pero, para la primera reunión con tu cliente, es necesario concentrarse en lo principal para cerrar el trato. En los presupuestos, intenta dejar todos los pasos bien definidos y contar en él con tantos pormenores que puedan aparecer.

  1. Deja que tu cliente se exprese

¡Escuchar antes que hablar! Para conocer los intereses de tus clientes debes dejar que se expresen. Algunos clientes saben lo que quieren y saben expresarlo ¡Son los ideales! Otros saben lo que quieren pero no saben expresarlo, tendrás que convertirte en un traductor. Y finalmente, están los que no saben lo que quieren y no encuentran cómo expresarlo, por lo general son los más abiertos para que les ayudes aunque suelen ser los más peligrosos cuando un proyecto está en proceso; por mucho que les aconsejes con tu experiencia, suelen ir cambiando de idea conforme avanza el mismo … evitarlos puede ser una buena decisión.

  1. Da tu opinión de acuerdo a tu conocimiento

Seas un freelance comenzando la carrera profesional o todo un experto, tendrás que dar tu opinión al respecto. Sustenta tus opiniones de acuerdo a la teoría o la práctica que tengas y expresa humildemente lo que crees, sin imponerte. No trates de presumir de lo que no sabes, puede que aumentes las expectativas de tus clientes y no quede contento con el trabajo final.

  1. Deja claro el valor de tu servicio

Por lo general, si ofreces un producto, este tiene un valor claro para tu cliente que decidirá comprarlo o no. Sin embargo, cuando se trata de un servicio, siempre hay dudas en cuanto a lo que abarca. Deja claro por escrito el valor del servicio básico que ofreces y el valor de los extras, para que el cliente lo sepa desde el principio.

  1. Válete de apoyo visual en trabajos creativos

No para todo tipo de trabajo se puede ofrecer una muestra con anticipación. Sin embargo, en trabajos creativos, existen algunas herramientas que pueden ayudarte a convencer a tu cliente de la calidad de tu trabajo. Un blog puede servir de apoyo para el estilo de redacción de un redactor, trabajos previos de logos pueden servir para que tu cliente tenga idea de lo que ofreces, los wireframe, esquemas de página o ejemplos de trabajos anteriores, pueden servir para un bosquejo de una página web.

  1. Crea un storytelling de tus clientes

Una estrategia que ayuda mucho, es tener una especie de idea de la característica de un cliente y preparar una mini historia de él. De esta manera, se pueden tener respuestas previamente preparadas que funcionan más con un tipo de cliente que con otro.

Por ejemplo, imagínate que eres un redactor freelance y tienes una cliente muy exigente a la que llamaremos Sara.

“Sara es una consultora de marketing que normalmente no tiene tiempo para redactar en su blog y desea contratar Servicio Copywriter profesional especializado en su área. Ella sabe muy bien lo que quiere, pero no logra expresarlo correctamente. A ella le gusta hablar mucho aunque no concluye.”

Como ves es una pequeña historia que abarca a personas muy profesionales que buscan que le simplifiques el tiempo y las palabras para expresarse. El profesionalismo al citar autores, puntualidad en la entrega, plantillas que le simplifiquen el tiempo de interacción contigo, plantillas que la ayuden a expresar su idea, son cosas que valorará y por la que se decidirá a tu favor.

  1. Cuidado en lo que cedes y en lo que no

No se trata de tener la razón en una negociación, se trata de llegar a un acuerdo donde ambas partes ganen. Así que trata siempre de complacer a tu cliente en aquello que estás dispuesto ceder. Pero, mantente firme en lo que no estás dispuesto a negociar, groserías al principio de la negociación o rebajas en tu trabajo, son elementos que pueden hacer que todo termine muy mal; evitalo.

 

¿Tienes alguna estrategia para negociar con clientes que te haya funcionado muy bien o muy mal? Compártela con nuestra comunidad emprendedora que seguro te lo agradecerán. ¡Hasta el miércoles que viene!