Cada vez aumentan más los usuarios que prefieren tablets y smartphones para visitar sitios webs y con esto se hace necesario sitios web responsive con la única intención de mejorar la experiencia del usuario, de esta manera además, se obtienen grandes beneficios SEO.

En este artículo te informaremos sobre todo aquello que te puedes perder si no cuentas con un sitio web responsivo y cómo transformar tu sitio en una web responsive.

Web responsive ¿Qué es y qué no es?

Significa tener un diseño web que ofrece una experiencia homogénea a los usuarios, sin importar si se conectan desde un smartphones, tablets o pc. El concepto responsivo no debe confundirse con los diseños adaptativos o adaptive desing. Adaptive design consiste en ofrecer alternativas al usuario que faciliten su navegación, por ejemplo, si el navegador no le permite descargar un vídeo, se le puede ofrecer la alternativa del audio o leer la transcripción del contenido del vídeo, pudiendo crear un diseño a medida.

La diferencia principal con un diseño adaptativo es que en un diseño responsivo no es necesario crear un diseño a medida del dispositivo sino que un solo diseño responde al tamaño de la pantalla. Todo diseño responsivo puede ser clasificado como diseño adaptativo, pero no todo diseño adaptativo es necesariamente responsivo. El diseño responsivo está basado en los layout flexibles y los diseños adaptativos están basados en componentes que mejoran progresivamente.

Layout: Cuadrícula imaginaria que divide en espacios o campos la página que se diseña para facilitar la distribución de elementos como textos ó gráficos en la misma.

¿Por qué tener una web responsive?

  • Porque los usuarios pueden abandonar rápidamente sitios que no son responsive. Esto es frecuente en sitios diseñados para móviles que se abren en un pc, o en sitios diseñados para la versión de escritorio que se abren en un móvil.
  • Para tener videos que logren adaptarse y reproducirse en cualquier dispositivo.
  • Para mejorar las funciones de importancia para los usuarios; las webs adaptativas contienen versiones muy simplificadas para móviles y esto perjudica su experiencia en nuestra web.
  • Para optimizar nuestro sitio; una página muy lenta hace que los usuarios se cansen y abandonen la página fácilmente.
  • Para mejorar la tipografía; fuentes muy pequeñas y textos ilegibles hacen que al usuario se le canse la vista, lo que le lleva a cerrar el contenido aunque sea interesante.
  • Para simplificarnos el trabajo de diseño.

¿Cómo lograr una web responsive?

Existen 2 formas de obtener tu web responsive:

  • A través de conocimientos de programación

Comencemos diciendo que, sin importar la metodología del diseño que se elija, siempre se debe diseñar pensando en el usuario y no en el navegador. Ahora bien, todo sitio web suele darse en 3 capas y las más comunes, la capa HTML representada por la estructura del sitio, la capa CSS que conforma el estilo de la web y la capa Java Script que tiene que ver con la parte interactiva del sitio. Trasponer estas tres capas es lo que se le llama renderización y su producto final es lo que se denomina el layout. La región rectangular donde se visualiza el contenido es el viewport y siempre tenemos dos viewport; el que representa el ancho del dispositivo (Smartphone, pc, Tablet, etc.) y el viewport del layout.

Para diseñar el sitio se deben crear varias pruebas y seleccionar la que más facilite la experiencia del usuario, una posible metodología sería creando el layout más simple como la del smartphone, luego la de la tablet y finalizar con la del pc.

Lo más común para realizar pruebas de un sitio es hacer betatester con algunos usuarios para probar funcionamiento, localizar errores y compartir impresiones. Es aconsejable hacerlo con personas con las que no tengas un relación cercana ya que sus impresiones serán más sinceras que las de alguien que conoces y que posiblemente no te diga lo que piensa realmente por no herir tus sentimientos.

  • Sin conocimientos de programación (Plantillas)

La otra forma más sencilla es adquiriendo plantillas responsives para tu sitio web. De esta manera te ahorras todo el tiempo que tendrías que invertir en el diseño y lo inviertes en tu negocio principal y en generar más ingresos. Bien es cierto que necesitarás mínimo unos conocimientos básicos de la plataforma que utilices y seleccionar una plantilla (theme) que no ralentice tu web y que sea de una empresa con largo recorrido.

 

La buena noticia es que existen muchas empresas que te ofrecen el servicio de una web responsive al diseñar tu sitio a medida, este es el caso de destaca.es, un sitio que se preocupa por facilitarle la experiencia a sus clientes construyendo un negocio online a medida de las necesidades que se requieren.

Si te gusta este post, compártelo y deja un comentario. ¡Hasta el miércoles que viene!